Crepes de masa casera: Aprende a preparar la mejor receta

Los crepes son unos discos finos y elásticos de masa, que se pueden rellenar o cubrir con ingredientes dulces o salados, según el gusto de cada uno. Se originaron en Francia, donde se les llama crêpes, pero se han extendido por todo el mundo con diferentes nombres y variantes.

Los crepes son muy fáciles de hacer en casa y solo necesitas unos pocos ingredientes básicos que seguro que tienes en tu cocina. Además, son muy versátiles y admiten muchas combinaciones, tanto para el desayuno, la merienda, la comida o la cena.



En este artículo te vamos a enseñar cómo hacer crepes de masa casera paso a paso, con una receta sencilla y rápida que puedes personalizar con tus ingredientes favoritos. También te vamos a dar algunos consejos para que te queden perfectos y algunas ideas para rellenarlos o decorarlos.

¿Te animas a probar estos crepes de masa casera? Te aseguramos que son una delicia y que harán las delicias de toda la familia. Sigue leyendo y descubre cómo hacer crepes de masa casera.

Ingredientes para hacer crepes de masa casera

Para hacer crepes de masa casera necesitas los siguientes ingredientes:

  • 250 g de harina
  • 500 ml de leche
  • 4 huevos
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de azúcar
  • Una pizca de sal
  • Aceite o spray antiadherente para engrasar la sartén


Estos ingredientes son suficientes para obtener unos 12 crepes aproximadamente. Si quieres hacer más o menos cantidad, puedes ajustar las proporciones según tu necesidad.

Cómo hacer crepes de masa casera: paso a paso

El proceso para hacer crepes de masa casera es muy sencillo y solo te llevará unos 30 minutos. Solo tienes que seguir estos pasos:

  1. Pon la harina, la leche, los huevos, la mantequilla derretida, el azúcar y la sal en el vaso de una batidora o licuadora y bate hasta obtener una masa homogénea y sin grumos. También puedes mezclar los ingredientes a mano con unas varillas o un tenedor.
  2. Deja reposar la masa durante unos 15 minutos para que se asienten los sabores y se relaje el gluten.
  3. Calienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto y engrásala ligeramente con aceite o spray antiadherente.
  4. Vierte un cucharón pequeño de masa en el centro de la sartén y mueve la sartén rápidamente para extender la masa por toda la superficie, formando un disco fino y redondo.
  5. Cocina el crepe durante unos segundos hasta que empiece a dorarse por los bordes y se despegue fácilmente con una espátula.
  6. Dale la vuelta al crepe con cuidado y cocina por el otro lado durante unos segundos más.
  7. Retira el crepe del fuego y resérvalo en un plato. Repite el proceso con el resto de la masa hasta acabarla, apilando los crepes en el plato y separándolos con papel vegetal o aluminio para que no se peguen entre sí.


Consejos para hacer unos crepes de masa casera perfectos

Para que tus crepes de masa casera queden perfectos, te recomendamos seguir estos consejos:

  • Usa una harina de trigo común o de repostería, que tenga un bajo contenido en gluten y te dé unos crepes más finos y elásticos. No uses harina de fuerza o de panadería, que tiene más gluten y te dará unos crepes más gruesos y duros.
  • Usa leche entera o semidesnatada para que los crepes tengan más cuerpo y sabor. No uses leche desnatada, que tiene menos grasa y te dará unos crepes más secos y pobres.
  • Usa huevos frescos y de tamaño mediano. Si son muy grandes o muy pequeños, puede variar la proporción de líquido y harina y afectar a la textura de los crepes.
  • Usa mantequilla derretida para darle un toque más rico y aromático a los crepes. También puedes usar aceite vegetal, pero el sabor será menos intenso.
  • Usa azúcar blanco o moreno para endulzar los crepes. También puedes usar miel, sirope o edulcorante, pero ten en cuenta que el sabor y la consistencia pueden variar.
  • Añade una pizca de sal para realzar el sabor de los crepes y contrastar con el dulce del relleno. No te pases con la cantidad, ya que no queremos que los crepes sean salados.
  • Bate bien la masa hasta que no queden grumos. Puedes usar una batidora o licuadora para hacerlo más rápido y fácil, o unas varillas o un tenedor si prefieres hacerlo a mano. Si quieres asegurarte, puedes tamizar la harina antes de añadirla.
  • Deja reposar la masa durante unos 15 minutos para que se asienten los sabores y se relaje el gluten. Así los crepes quedarán más suaves y tiernos. Si quieres, puedes dejar la masa en la nevera durante unas horas o incluso toda la noche, tapada con papel film.
  • Calienta bien la sartén antes de hacer cada crepe y engrásala ligeramente con aceite o spray antiadherente. Así evitarás que se peguen o se quemen. No uses demasiado aceite, ya que puede hacer que los crepes queden grasientos o fritos.
  • Vierte la cantidad justa de masa en el centro de la sartén y mueve la sartén rápidamente para extender la masa por toda la superficie, formando un disco fino y redondo. No uses demasiada masa, ya que puede hacer que los crepes queden gruesos o crudos por dentro. Tampoco uses poca masa, ya que puede hacer que los crepes queden rotos o agujereados.
  • Cocina los crepes a fuego medio-alto durante unos segundos por cada lado, hasta que empiecen a dorarse por los bordes y se despeguen fácilmente con una espátula. No los cocines demasiado tiempo, ya que pueden perder elasticidad y secarse. Tampoco los cocines poco tiempo, ya que pueden quedar crudos o pegajosos.
  • Dale la vuelta a los crepes con cuidado, usando una espátula o el borde del cucharón. También puedes hacerlo al aire, lanzándolos con un movimiento rápido de muñeca, pero solo si tienes práctica y confianza. No uses un tenedor o un cuchillo para darles la vuelta, ya que puedes romperlos o agujerearlos.
  • Retira los crepes del fuego y resérvalos en un plato, apilándolos y separándolos con papel vegetal o aluminio para que no se peguen entre sí ni pierdan calor. También puedes mantenerlos calientes en el horno a baja temperatura, tapados con papel aluminio.


Ideas para rellenar o decorar los crepes de masa casera

Los crepes de masa casera son muy versátiles y admiten muchos rellenos o decoraciones diferentes, tanto dulces como salados. Aquí te dejamos algunas ideas para inspirarte:

  • Crepes de dulce de leche: Rellena los crepes con dulce de leche comprado o casero y decóralos con nata montada, chocolate fundido o fruta fresca.
  • Crepes de Nutella: Rellena los crepes con Nutella u otra crema de chocolate y avellanas y decóralos con nata montada, chocolate blanco o frutos secos picados.
  • Crepes de manzana: Rellena los crepes con manzana cocida con azúcar y canela y decóralos con nata montada, caramelo líquido o helado de vainilla.
  • Crepes de queso: Rellena los crepes con queso crema mezclado con azúcar glas y decóralos con mermelada de fresa, frambuesa o arándanos.
  • Crepes de jamón y queso: Rellena los crepes con jamón cocido y queso rallado y caliéntalos en el horno hasta

Deja un comentario

Esta página contiene Cookies ¿Nos regalas una?    Más información
Privacidad