Quiche de cebolla: una receta fácil y deliciosa

¿Te gustan las tartas saladas? Entonces seguro que te encanta la quiche, una especialidad francesa que se puede rellenar con infinidad de ingredientes. Hoy te proponemos una quiche de cebolla, una combinación sencilla pero muy sabrosa que hará las delicias de toda la familia. Además, es una receta muy fácil de hacer, que no requiere de mucha experiencia en la cocina ni de muchos utensilios. Solo necesitas un molde para tarta, un horno y ganas de disfrutar.

La quiche es un plato muy versátil, que se puede servir tanto caliente como fría, y que se puede comer en cualquier momento del día: como desayuno, almuerzo, merienda o cena. También es ideal para llevar al trabajo o al picnic, o para aprovechar los restos de comida que tengas en la nevera. Y lo mejor de todo es que se puede adaptar a los gustos y necesidades de cada uno, añadiendo o quitando ingredientes según prefieras.



En esta ocasión, vamos a preparar una quiche de cebolla con queso ricotta y almendras, que le darán un toque cremoso y crujiente al relleno. La cebolla es un ingrediente muy saludable, que aporta fibra, vitaminas y antioxidantes, y que tiene un sabor dulce y suave cuando se cocina lentamente. El queso ricotta es un tipo de queso fresco bajo en grasa y rico en proteínas, que le dará una textura esponjosa y ligera a la quiche. Y las almendras son un fruto seco muy nutritivo, que contiene grasas saludables, minerales y vitaminas.

Para la masa, vamos a usar hojaldre, que es una opción rápida y práctica que nos ahorrará tiempo y trabajo. El hojaldre es una masa laminada que se puede comprar ya hecha en cualquier supermercado, y que solo hay que extender y hornear para obtener una base crujiente y dorada para nuestra quiche. Si lo prefieres, también puedes hacer tu propia masa casera con harina, mantequilla, agua y sal, o usar otra masa que te guste más, como la masa brisa o la masa quebrada.

¿Te animas a preparar esta deliciosa quiche de cebolla? Sigue leyendo y descubre el paso a paso de esta receta fácil y rápida que te sorprenderá por su sabor.



Ingredientes para 4 personas

  • 1 lámina de hojaldre
  • 3 cebollas grandes
  • 200 g de queso ricotta
  • 50 g de queso parmesano rallado
  • 2 huevos
  • 50 g de mantequilla
  • 2 cucharadas de ciboulette picado
  • 2 cucharadas de almendras tostadas y picadas
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano


Preparación

  1. Precalienta el horno a 200ºC y engrasa un molde para tarta con un poco de mantequilla o aceite.
  2. Extiende la lámina de hojaldre sobre una superficie lisa y córtala en cuatro partes iguales. Forra el molde con el hojaldre, cubriendo bien la base y los bordes. Pincha la masa con un tenedor para evitar que se hinche al hornearla.
  3. Hornea el hojaldre durante 10 minutos o hasta que esté ligeramente dorado. Retira del horno y reserva.
  4. Pela las cebollas y córtalas en juliana fina. Calienta una sartén con la mantequilla a fuego bajo y añade las cebollas. Salpimienta al gusto y deja que se cocinen lentamente, removiendo de vez en cuando, hasta que estén tiernas y caramelizadas, unos 20 minutos aproximadamente.
  5. En un bol, mezcla el queso ricotta con el queso parmesano, los huevos, el ciboulette, las almendras, una pizca de sal y otra de pimienta. Bate bien hasta obtener una crema homogénea.
  6. Vierte la crema de queso sobre el hojaldre y extiéndela bien con una espátula. Reparte la cebolla caramelizada por encima, cubriendo toda la superficie. Espolvorea un poco de orégano por encima para darle más sabor.
  7. Baja la temperatura del horno a 180ºC y hornea la quiche durante 25 minutos o hasta que esté cuajada y dorada.
  8. Deja que se temple un poco antes de desmoldarla y servirla. Puedes acompañarla con una ensalada verde o con lo que más te guste.

Consejos y trucos



  • Puedes variar el relleno de la quiche según tus preferencias o lo que tengas en casa. Por ejemplo, puedes añadir bacon, jamón, atún, espinacas, champiñones, tomates cherry, etc.
  • Si quieres hacer una quiche más ligera, puedes sustituir el queso ricotta por queso crema light o yogur natural. También puedes usar leche evaporada en lugar de nata para hacer la crema de queso.
  • Si quieres hacer una quiche sin gluten, puedes usar una masa sin gluten o hacer una base con patatas cocidas y trituradas.
  • Si quieres hacer una quiche vegana, puedes usar una masa vegana o hacer una base con harina de garbanzo y agua. Para el relleno, puedes usar tofu sedoso en lugar de queso ricotta y levadura nutricional en lugar de queso parmesano. También puedes usar leche vegetal en lugar de nata y semillas de lino molidas en lugar de huevos.

Deja un comentario

Esta página contiene Cookies ¿Nos regalas una?    Más información
Privacidad