Receta de crema pastelera de limón casera ¡Deliciosa y fácil de preparar!

¿Qué es la crema pastelera de limón?

La crema pastelera de limón es una crema dulce que se elabora a base de leche, huevos, azúcar, harina o maicena y zumo y ralladura de limón. Se trata de una modificación de la crema pastelera tradicional, que se aromatiza con vainilla o canela. La crema pastelera de limón tiene un sabor más intenso y ácido que la original, lo que le da un toque fresco y ligero.

La crema pastelera de limón se puede consumir sola, como postre o merienda, o se puede usar como relleno o cobertura de otras preparaciones dulces. Es muy versátil y combina bien con frutas, chocolate, nata, merengue o galletas. Algunos ejemplos de postres que se pueden hacer con crema pastelera de limón son:

  • Tarta de limón: se trata de una tarta hecha con una base de masa quebrada o galletas trituradas, rellena con crema pastelera de limón y cubierta con merengue italiano o francés. Se puede decorar con rodajas o ralladura de limón.
  • Lemon pie: es una variante anglosajona de la tarta de limón, que se diferencia en que la base es de masa brisa o hojaldre y la cobertura es de merengue suizo o americano. Se hornea hasta que el merengue se dore ligeramente.
  • Bizcocho relleno de crema pastelera de limón: se trata de un bizcocho esponjoso que se corta por la mitad y se rellena con crema pastelera de limón. Se puede cubrir con glaseado, azúcar glas o chocolate.
  • Rosquillas rellenas de crema pastelera de limón: son unas rosquillas fritas o al horno que se rellenan con una manga pastelera con crema pastelera de limón. Se pueden bañar en chocolate, azúcar o almíbar.
  • Profiteroles rellenos de crema pastelera de limón: son unas bolitas hechas con pasta choux que se rellenan con crema pastelera de limón y se bañan en chocolate fundido o caramelo.

¿Cómo se hace la crema pastelera de limón?

La receta de la crema pastelera de limón es muy sencilla y rápida. Solo necesitas los siguientes ingredientes:

  • 500 ml de leche
  • 4 yemas de huevo
  • 100 g de azúcar
  • 40 g de harina o maicena
  • El zumo y la ralladura de un limón

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. En un cazo, pon a calentar la leche con la ralladura de limón a fuego medio. Cuando empiece a hervir, retira del fuego y deja infusionar unos minutos.
  2. En un bol, bate las yemas con el azúcar hasta que queden cremosas y blanquecinas. Añade la harina o maicena tamizada y mezcla bien hasta que no queden grumos.
  3. Añade el zumo de limón a la leche y vuelve a calentarla a fuego bajo. Cuando esté caliente, vierte la mitad sobre la mezcla de yemas y remueve bien. Luego, pasa todo al cazo y cuece a fuego lento, sin dejar de remover, hasta que espese.
  4. Retira la crema pastelera de limón del fuego y pásala a un bol. Cubre con film transparente tocando la superficie para evitar que se forme una costra. Deja enfriar a temperatura ambiente y luego guarda en la nevera hasta que la vayas a usar.

¿Cuál es el origen de la crema pastelera de limón?

El origen de la crema pastelera de limón se remonta al de la crema pastelera tradicional, que se cree que fue creada por el chef francés François Massialot en el siglo XVII. Massialot fue un cocinero que sirvió a importantes personalidades de la época, como el duque de Orleans, hermano del rey Luis XIV. Escribió varios libros de cocina, entre los que destaca “Le Cuisinier Royal et Bourgeois”, considerado uno de los primeros diccionarios culinarios del mundo. En esta obra, publicada en 1691, aparece por primera vez la receta de la crema pastelera, que se elaboraba con leche, huevos, azúcar y harina, sin usar maicena ni aromas.

La crema pastelera se popularizó rápidamente en Francia y en otros países europeos, donde se empezaron a hacer variaciones con diferentes sabores y texturas. Una de las más conocidas es la crema pastelera de limón, que se obtiene añadiendo zumo y ralladura de limón a la receta original. Se desconoce cuándo y dónde se hizo por primera vez esta variante, pero se cree que pudo ser en Inglaterra o en Estados Unidos, donde el limón era una fruta muy apreciada y utilizada en repostería.

¿Cómo se puede variar el sabor de la crema pastelera de limón?

La crema pastelera de limón es una crema muy versátil que se puede adaptar al gusto de cada uno. Se pueden hacer cambios en los ingredientes o añadir otros elementos para conseguir diferentes sabores y texturas. Algunas ideas son las siguientes:

  • Para hacer una crema pastelera de limón más ligera, se puede sustituir parte de la leche por nata líquida o yogur natural.
  • Para hacer una crema pastelera de limón más intensa, se puede aumentar la cantidad de zumo y ralladura de limón o añadir unas gotas de esencia de limón.
  • Para hacer una crema pastelera de limón más dulce, se puede añadir más azúcar o usar leche condensada o miel en lugar de azúcar.
  • Para hacer una crema pastelera de limón más aromática, se puede infusionar la leche con otras especias como canela, cardamomo o jengibre.
  • Para hacer una crema pastelera de limón más colorida, se puede añadir unas gotas de colorante alimentario amarillo o verde.
  • Para hacer una crema pastelera de limón con otros sabores frutales, se puede sustituir el zumo y la ralladura de limón por los de otras frutas cítricas como naranja, mandarina o pomelo.

Deja un comentario

Esta página contiene Cookies ¿Nos regalas una?    Más información
Privacidad