Solomillo de Cerdo en Salsa de Queso y Cebolla: Una Deliciosa Receta

Introducción

¿Se te hace agua la boca al pensar en un solomillo de cerdo tierno y jugoso, bañado en una irresistible salsa de queso y cebolla? ¡No busques más! En este artículo, te presentaré una receta sencilla y deliciosa para preparar un solomillo de cerdo en salsa de queso que hará que tus papilas gustativas se despierten de alegría. Además, te proporcionaré consejos de SEO para que este artículo sea fácilmente encontrado por los amantes de la buena comida.



Ingredientes

Para 4 personas, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 solomillos de cerdo
  • 300 ml de nata para cocinar
  • 200 g de queso (puedes usar manchego, roquefort u otro de tu preferencia)
  • 1 chorrito de brandy o coñac
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

Preparación



  1. Preparación del Solomillo:
    • Limpia los solomillos, retirando los trozos grandes de grasa y nervios.
    • Corta los solomillos en medallones de aproximadamente 2 cm de grosor (similar al tamaño de un dedo).
    • Salpimienta los medallones.
    • En una sartén grande, calienta un chorrito de aceite a fuego fuerte y sella los medallones hasta que estén dorados por fuera pero crudos en el interior. Reserva en un plato.
  2. Elaboración de la Salsa de Queso:
    • En la misma sartén, añade un chorrito de coñac o brandy y espera a que alcance el hervor para que se evapore el alcohol.
    • Agrega la nata, el queso rallado (roquefort o tu favorito) y una pizquita de sal.
    • Mezcla bien hasta obtener una salsa homogénea.
    • Añade los medallones de solomillo a la salsa y cocina a fuego suave durante unos 5 minutos más. Esto permitirá que los sabores se mezclen y que el solomillo termine de cocinarse sin resecarse.
  3. Presentación:
    • Sirve inmediatamente, espolvoreando un poco de pimienta negra recién molida por encima.
    • ¡Listo para disfrutar!


Deja un comentario

Esta página contiene Cookies ¿Nos regalas una?    Más información
Privacidad